Gateo y Visión...¡¡¡ Todos a gatear !!!

"Vista no es Visión. Ver es mucho más que ver todas las letras de un test". O frases que tantas veces nombramos como:....." Visión es la interrelación ojo-cerebro".



Retrocedemos unos años y recordamos como eramos de pequeños. Como jugábamos, como no teníamos ni móviles de última generación, ni Ipad, ni infinidad de videoconsolas.
Cuando eramos pequeños, jugábamos en el suelo, nuestras mamis y abuelas nos mecían en sus brazos. Estábamos todo el día en el suelo, jugando y ensuciándonos, no había andadores ni parques, claro que eran otros tiempos.


Cuando nacemos de nuestros cinco sentidos, aquellos que están al 100% de actividad son el tacto y el olfato. El bebé reconoce a su madre por el olor, el vínculo afectivo es inmenso e intenso. El tacto, las caricias de su  madre, el contacto físico con su progenitora a través del pecho materno. Le sigue el gusto. El oído. 
¿Pero cuando el sentido de la vista está al 100% de actividad ? De los 3 a los 6 años.
Y que curioso, si nos paramos, que es en esa misma franja de edad cuando  se comienza en la escuela a leer y a escribir. Y también en esa franja de edad es cuando se empieza a definir la lateralidad del niño, ya que se necesita un nivel mínimo de función cerebral.
Es entre los 3 y 6 años aproximadamente, cuando comienza ha establecerse la binocularidad. Es cuando ambos ojos comienzan a trabajar juntos y no de forma independiente como lo habían hecho hasta esas edades.

Nuestro Sistema Nervioso y nuestro cuerpo están formados por dobles sistemas que funcionan de forma binaria: tenemos dos ojos, dos manos, dos piernas, dos riñones, dos pulmones, dos oídos, dos orificios nasales y dos bocas, que desde el punto de vista embrionario, se unen en la línea media para formar una cavidad única.Y de igual manera, tenemos 2 hemisferios cerebrales que son los encargados de controlar éste complejo sistema y de interpretar el mundo que nos rodea, nos permite comunicarnos con él , de forma que seamos capaces de desarrollar con plenitud nuestra unidad física, mental y emocional. 

La madurez del sistema nervioso del ser humano comienza desde abajo, desde un punto muy primitivo, recorriendo todas las fases de desarrollo hasta llegar a la lateralización y supralateralización, que como hemos dicho con anterioridad comienza a definirse de los 3 a los 6 años aproximadamente.

El niño debe pasar sus diferentes fases de desarrollo y madurez cerebral, debe aprender a  mantenerse sentado, a rodar,a reptar y a gatear antes de alcanzar la bipedestación. Deben organizar correctamente la fase prelateral, después su dominancia lateral y posteriormente llegar con los niveles más altos de función cortical a la supralateralización.


En conclusión, el Gateo y la Visión están íntimamente relacionados....
  1. El gateo conecta ambos hemisferios cerebrales a través del cuerpo calloso y crea rutas de información cruciales para la maduración de las diferentes funciones cognitivas.
  2. El gateo desarrolla el patrón cruzado. Es la función neurológica que hace posible que mantengamos el equilibrio en los desplazamientos. Mejora la tonicidad gruesa, permite que la columna esté recta y preparada para cuando el niño tome la decisión de ponerse de pie.
  3. Desarrolla el sistema propioceptivo y el sistema vestibular. Sistemas que nos permiten saber, reconocer y tomar conciencia de dónde estamos en el espacio, porque tenemos integrados las partes de nuestro cuerpo. Cálculo de distancias, espacio y visión periférica.
  4. Facilita la motilidad ocular y es establecimiento de la binocularidad. Cuando el niño gatea, el niño mira a su mano o a su rodilla, mueve sus músculos oculares, constantemente sus músculos oculares están ejercitando, enfocando y desenfocando, convergiendo y divergiendo. Están en un gimnasio perfecto para tener buena flexibilidad, y para que ambos ojos trabajen a la vez como dos buenos hermanos gemelos evitando así la aparición de anomalías visuales, como por ejemplo la Ambliopía ( ojo vago ) y el Estrabismo ( ojo torcido).
  5. Desarrolla el sistema táctil. El contacto con el suelo, le ubica en el espacio, le da seguridad, nuevas sensaciones y despertará emociones nuevas ante todas esas novedades que se le presentan en sus desplazamientos.Fortalecerá su tono de mano, motricidad fina, la muñeca, falanges....muy importante para poder coger correctamente un lápiz ( hacer la pinza) , que exista buena coordinación ojo-mano y una lecto-escritura eficaz y eficiente en el futuro. 










Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando el parche no es la primera opción en un ojo vago.

"Soy Optometrista Comportamental"...te explico...