Omega 3, DHA y sus requerimientos nutricionales.

¿ Qué es el DHA ?

El DHA son las siglas en inglés abreviadas de ácido docosahexaenoico ( 22:6, n-3) también llamado ácido cervónico ( denominación en desuso). El DHA es uno de los 400 ácidos grasos que aproximadamente existen en la naturaleza, de los cuales 40 se encuentran comúnmente en el organismo humano, especialmente descata entre los 10 ácidos grasos Omega 3 ( n-3):

La lipidómica es una nueva disciplina de investigación molecular. Dicha disciplina estudia lípidos como el DHA y sus potentes derivados como el NP-D1. En los últimos años se han realizado significativas publicaciones sobre los derivados fisiológicos del DHA exclusivamente como los docosanoides, resolvinas específicas y en particular la NP-D1 presentando una de las más potente actividad neuroprotectora a dosis muy bajas, exclusivamente relacionado con el consumo de DHA. Ponemos a vuestro interés una revisión de la Neuroprotectina D1 y DHA, con la intención de que el profesional se aproxime a las posibilidades terapeúticas del DHA.

Existe una gran variabilidad en la proporción de ácido grasos omega 6/3, así como en composición en los distintos ácidos grasos en cada alimento de la alimentación mundial, incluso en países occidentales con datos epidemiológicos comparables.
El EPA y el DHA se hallan de manera significativa en la dieta de pescado y en baja concentración en la yema de huevo.
En le pescado, existe una gran variabilidad de concentración de los dos principales ácidos grasos omega 3, EPA y DHA, siendo en todos los pescados mucho más concentrado el EPA que el DHA. La situación nutricional se complica porque se reduce significativamente en el cocinado de los alimentos. Mientras que el EPA puede ser sintetizado fácilmente a partir del acido graso alfa-linoleico, el DHA es el único ácido graso que se produce de manera residual y dependemos de la dieta para adquirirlo. Debido a ello, el DHA es el único ácido graso y nutriente carencial en prácticamente toda la población del mundo, siendo el nutriente más preciado y siendo consumido por debajo de la mitad de las dosis recomendadas salvo en Japón y otras comunidades aisladas.

                        

El DHA es el ácido graso más largo y poliinsaturado en las membranas del cuerpo humano procurando unas características fisicoquímicas y termodinámicas únicas.
El DHA presenta mayor actividad y afinidad por los tejidos visuales,nerviosos y renales. Cuando dichos tejidos no obtienen el suficiente DHA, es sustituido progresivamente por otro ácido graso poliinsaturado, según el parecido a sus características fisiológicas, hasta ser finalmente sustituído por un ácido graso saturado.


El DHA, es el ácido graso omega 3 con mayor relevancia para la salud humana, particularmente en lo que se refiere a la función visual y neurológica.


Requerimientos nutricionales del DHA.


Existe una relación directa entre la dieta materna e infantil con el nivel de DHA en la retina,siendo crítico como nutriente esencial para el desarrollo neuronal y de la retina en los últimos tres meses de embarazo y el primer año de vida, donde la alimentación de la madre durante ésta etapa del embarazo y durante la lactancia en el primer año, serán las únicas fuentes de DHA, básico para el desarrollo de la función visual y el desarrollo neurológico.

La eliminación del DHA en la lactancia e infancia,produce un deterioro de la función visual y distrofia de los fotorreceptores en modelos animales. De la presencia de DHA depende el control de la apoptosis embrionaria y de la distribución irregular de los fotorreceptores en la retina en la depresión foveal al final del desarrollo embriológico, la velocidad de la conducción nerviosa, umbral y amplitud en el electrorretinograma ( ERG) de los conos y bastones, la relación con el número de fotones absorbidos por la rodopsina ( visión noctura y fotosensibilidad)




El uso de suplementos de DHA favorece el desarrollo neurológico y muscular del niño. Los bebes que no obtienen DHA de la leche materna o de las leches artificiales en concentración adecuada, produce un retraso en la AV comparados con los que reciben una cantidad adecuada de DHA. Se sabe que el DHA desempeña un papel importante en el desarrollo estructural de las membranas sinápticas y los de los nervios. El DHA favorece la función visual, el aprendizaje y la memoria.
Las necesidades de DHA aumentan en el cerebro humano durante el tercer trimestre del embarazo y durante el período postnatal al menos hasta el primer año de vida, y cuando ello se cumple facilita un crecimiento rápido del tejido del cerebro.

La disponibilidad inadecuada de DHA durante el desarrollo fetal e infantil se cree que puede ser un factor importante en el desarrollo de los desórdenes de comportamiento, así como los desórdenes funcionales y neurológicos. Los niveles maternales de DHA desciendes los últimos tres meses de embarazo. Así mismo cuando esos niveles durante el alumbramiento están altos, favorecen la madurez del sistema nervioso central,basados en el patrón dormir-despertar.











Comentarios

Entradas populares de este blog

Gateo y Visión...¡¡¡ Todos a gatear !!!

Cuando el parche no es la primera opción en un ojo vago.

"Soy Optometrista Comportamental"...te explico...